La lista del CODUE

Fidel Lorenzo Merán, el presidente del CODUE, insiste tercamente en erigirse en la voz de todos los creyentes evangélicos y en orillarlos a las posiciones políticas más retrógradas. Afín a la Fuerza Nacional Progresista, a cuyas proclamaciones de candidatos ha asistido con regularidad, Lorenzo Merán ha asumido posturas en torno al tema migratorio que siembran dudas sobre su firmeza en un valor consustancial a la prédica evangélica: la solidaridad y el amor al prójimo. Basta con “googlear” su nombre y el resultado será una avalancha de opiniones en las que advierte, como lo hacen los Vinchos, sobre el peligro que corren la soberanía, la identidad, etc., y llama a deportaciones masivas de ese que no es prójimo, sino “haitiano ilegal”. ¡Menuda manera de ser cristiano! Ni qué decir sobre sus posiciones sobre los derechos reproductivos de las mujeres y el matrimonio igualitario. Ayer domingo la emprendió contra Minou Tavárez Mirabal y contra Sergia Galván, a quienes llama abortistas y defensoras de la agenda LGTB.

fidel lorenzoInsiste asimismo en que dará a conocer los nombres de los candidatos por los cuales los evangélicos no deben votar. Y me parece bien, solo que como el presidente Danilo Medina observó el Código Penal por vulnerar los derechos reproductivos de las mujeres, sometió la Ley 169-13 para tratar de enmendar la vergüenza que supuso y sigue suponiendo la sentencia TC 168-13, y aceptó a Wally Brewster como embajador, y como, de su parte, el candidato del PRM Luis Abinader ha criticado públicamente la susodicha sentencia, participado en actos de solidaridad con los desnacionalizados y reunido amigablemente con el embajador norteamericano, es de esperar que Lorenzo Merán los ponga a la cabeza de su lista de objetables. De lo contrario, estaría cogiendo piedras para los más chiquitos y eso tampoco parece muy cristiano, que digamos. Y, desde luego, si no los incluye sería un oportunismo tan obvio que daría vergüenza ajena.

Anuncios

8 Comments

  1. Yo si tuviera todo el tiempo disponible disfrutaria mucho una refutacion de sus argumentos, no los que se refieren a Meran o a los Vincho (que suena como el apellido de una pandilla de forajidos de los que se enfrentaban a tiro limpio con el afamado sheriff Waytt Earp) figuras de tan poca monta para uno ocuparse de ellas sino que refutarla en lo concerniente a su predica y su alusion (la suya no la de Meran) a valores tan tan demagogos y populistas, valores Leonardo Boff, como de la solidaridad y el amor al projimo, que solo han servido siempre para sojuzgar y manipular al projimo.
    El espinoso tema de los haitianos con el que venimos arrastrando de hace 200 años y que nunca hemos podido asumir y responder, y el tema reciente, con el usted probablemente por razones de indole personal se sienta muy vinculada, que es el de los gays y el protagonismo que ha asumido este embajador norteamericano, que ustedes ( y usted) por conveniencias de coyuntura hoy apoyan y respaldan en el colmo de la paradoja y de la ironia.
    Como le dije no dispongo de tiempo y dejo mi intervencion en su blog hasta una nueva oportunidad.

    Me gusta

    Responder

    1. Lástima que esté tan ocupado que no pueda refutarme como desearía. Yo, por mi parte, nada tengo qué decir respecto a lo poco que tuvo el tiempo de escribir, salvo que antes que Leonardo Boff (que no entiendo por qué viene a cuento) Jesús ya había dicho: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas”. Leálo en Mateo 22:37-40. Claro, a lo mejor es un invento mío.

      Me gusta

      Responder

      1. Leonardo Boff viene a cuento porque es otro predicador populista de esos que se apoyan en esas consignas de la solidaridad y el amor al projimo. Es un Meran desde otra perspectiva.
        Luego soy yo el que no entiende que viene esta cita suya de los evangelios y otros textos biblicos.
        Podria tener alguna relacion con Meran, pero no veo que tendria que ver conmigo, con la injerencia y el atrevimiento de Brewster, con la tutela que nos impone el gobierno norteamericano, con el problema social de los miles de inmigrantes haitianos (que no porque lo denuncie Vincho o el Cardenal hay que hacerse de la vista gorda) o con los derechos de los gays, convenientemente apoyados por gente como Medina (un campesino de San Juan de la Maguana, que crecio siendo Balaguerista y que termino como discipulo de Juan Bosch, cuyos patrones culturales no distan nada de los de Vincho ni de los de Meran) como el Sirio Luis Abinader, un hombre standard o por la gente del Frente Amplio ( para no mencionar a la cuadrada hija de Tavares Justo) que liderea el stalinista Rafael Chaljut y su asistente Manuel Salazar.

        Me gusta

      2. Les respondi y no se que se hizo mi respuesta, no se si aqui tambien usted tiene requisitos de censura para los comentario.

        Me gusta

  2. ¿Y quién ha dicho que el cristianismo predica amor al prójimo?

    No, el cristianismo predica un amor a un prójimo que se limita a los que se identifican como cristianos.

    ¿Acaso no es lo suficientemente preciso, esto: “No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?” ? 2 Corintios 6:14

    ¿El cristianismo predica que se ame al prójimo?

    No es así, porque a mí, que no soy cristiano, se me ve, desde ese cristianismo bíblico, como yugo desigual, como inicuo, como tinieblas.

    Incluso entre los mismos cristianos no se predican ese “ama a tu prójimo como a ti mismo”, sino que ellos se han segregado en cientos o miles de manifestaciones y cada iglesia, en detrimento de las demás, asegura ser la verdadera. ¡Y cómo rivalizan estas iglesias entre sí!

    Me gusta

    Responder

  3. ¿Es el homosexual, según el dios judeocristiano, un prójimo al que hay que amar como a uno mismo? Levítico 20:13 dice que no, que al homosexual simplemente hay que matarlo, y que nadie más que la victima será responsable por la sangre derramada.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s