López Rodríguez, un ordinario empoderado

La gente sensata no debería prestar mayor atención a los exabruptos de Nicolás López Rodríguez. Todo lo suyo es demasiado previsible, y eso incluye su destemplanza, su gusto por el insulto.

Y no vale la pena atenderlo porque de López Rodríguez no puede esperarse que razone. No está en su genética intelectual. Es –se encarga él mismo de demostrarlo— un ordinario empoderado. Soez y prejuicioso.

Pero no solo eso. Es también cómplice impenitente de todas las sinvergüencerías que comete el poder político, económico y social dominicano. Solo se desmadra contra los que cree más débiles –y mira por encima del hombro— o aquellos que, como el embajador James Brewster, no son sus cómplices, aunque sean poderosos. De ahí su última homofóbica y machista grosería.

Él solo sabe ser medido cuando la insistencia de los periodistas le hace abrir la boca para referirse a algún corrupto. Botón de muestra: en octubre de 2012, cuando la sociedad comenzó a demandar el encausamiento por corrupción de Félix Bautista, el cardenal consideró “importante” que fueran los abogados quienes discutieran  el expediente, no los legos,  y citó a “figuras” como Vincho Castillo y Abel Rodríguez del Orbe, “de quienes dijo son personas que saben de derecho”. ¿Quiere alguien una forma más canalla de escurrir el bulto?

Pero en fin, he dicho que no vale la pena prestarle atención y llevo escritas 225 palabras. Una contradicción flagrante, que solo puedo explicar en que yo también me dejo arrastrar por el sensacionalismo de nuestra prensa.

Anuncios

36 Comments

    1. Señora Margarita los pronunciamientos del Cardenal, ni su encono con él, ni toda la corrupción del mundo, justifican la grosera injerencia diplomática del embajador norteamericano en nuestro país, y es una pena que una persona brillante como usted, forme parte de ese coro.

      Me gusta

      Responder

      1. Sr. Guarionex, “lo cortés no quita lo valiente”. El Cardenal pudo mostrar se desacuerdo con los comentarios del Embajador de una manera educada e inteligente (lo que habría de esperarse de un “principe de la iglesia”). No era necesario recurir a un comentario tan destemplado, retrógado y machista.

        Me gusta

      2. Apreciado lector: Para poder encontrarnos en algún punto, tenemos primero que definir qué entiende cada uno por injerencia; cuánto nos molesta la corrupción y no la toleramos o si, por el contrario, la supeditamos a nuestras fobias personales. Le agradezco que me considere “brillante” pero, lo digo sin falsa modestia, no lo soy y no me halaga que me lo digan. Lo que sí hago es pensar con cabeza propia, incluso para decidir ser parte de lo que usted despectivamente llama “coro”.

        Me gusta

    1. Dios nos creo con igual inteligencia, la diferencia es que unos la han desarrollado mucho, otros mas o menos y el resto piensa por el del lado o el del frente. este ultimo no desarrolló su capacidad, la enterró. Nuestro Cardenal es una Eminencia Reverendísima y a ese titulo no llega cualquiera. Se lo dieron porque se lo ganó y está en sus cinco sentido obrar como lo hace o dice, excepto que, como todo ser humano puede errar. Lo admiro y que siga así hasta que su capacidad biológica e innata se lo permita por el devenir de los años. Dios lo proteja desde lo alto.

      Me gusta

      Responder

      1. Ese cardenar su humanidad es custionable, pues siempre se manifiesta en contra de los intereses del pueblo, le molesta que el embajador emplazara a Roberto Rosario por la entrega de los documentos de los desnacionalizados, ese mal llamado principe de la iglesia ha llegado al colmo de llamar chusma a los pobres

        Me gusta

  1. Desde que lo escogieron como “Cardenal” y el “Muro de la Verguenza”, no he dejado de preguntarme; en una encuesta cuantos votos favorables tendria Nicolas de Jesus Lopez Rodriguez, como buen religioso y devoto de la iglesia…, y no me sorprendo de mi respuesta…///

    Me gusta

    Responder

  2. Ya he reiterado que los comentarios del lopez Rodriguez no tienen absolutamente nada de patrioticos solo trata de llamar la atencion y al mismo tiempo ensañarse con todo aquel que no este abanderado con el sector que el representa esa emergente burgesia corrupta y entreguista. El esta de acuerdo en que el pais se entregue en recurso al mejor postor y ya sabemos que estos no son los haitiano. …

    Me gusta

    Responder

    1. Aunque te sientas herida, o influenciada por lo que todo el mundo dice porque asi somos (donde va Vicente ahí es donde va la gente), repetimos como loro sin pensar. no debemos caer en el irrespeto, sea el mas humilde o el mas arrogante. debemos ser prudente. Amiga mía: no caigas en la trampa de pensar y decir porque otro dice o hace. PIENSA. la prudencia es la mejor de todas las virtudes. Señor: hazme cada día escalar hacia la prudencia.

      Me gusta

      Responder

  3. Los medios han sido, en parte, culpalbles del egocentristmo del Cardenal. Son los medios quienes corren a buscar su opinion frente al mas pequeno incidente que ocurra en el pais. Lo han endiosado, lo han sabelotodizado. Si el presidente Obama suelta un pedo, los los medios acuden raudos a recabar su opinion sobre el pedo..

    Me gusta

    Responder

  4. Este hombre no es un hombre de Dios realmente, creo que en él nunca se ha manifestado el legado del padre, es decir, el Espíritu Santo. No tiene amor al prójimo, esta lleno de soberbia por su posición privilegiada, debería quitarla el título de Cardenal, es decir máxima ponencia de la Iglesia en República Dominicana.

    Me gusta

    Responder

  5. Margarita y que hay de los derechos de los machistas homofóbicos, acaso no tenemos derechos? Igual se podrida decir de Ud., que de seguro por sus comentarios luce plagada de defectos…

    Me gusta

    Responder

    1. Los derechos de los machistas homofóbicos llegan hasta donde empiezan los de los demás (en este caso, los de las mujeres y los homosexuales).

      La posición del embajador no está en contra de que usted sea heterosexual, la del cardenal y los demás machistas homofóbicos sí está en contra de los homosexuales.

      ¿Captas la diferencia?

      Me gusta

      Responder

    2. Los derechos de los machistas homofóbicos terminan donde empiezan los derechos de los demás (en este caso mujeres y homosexuales).

      La posición del embajador no está en contra de usted ser heterosexual, mas la del cardenal sí está en contra de que los demás elijan ser homosexuales (o mujeres independientes).

      ¿Captas la diferencia?

      Me gusta

      Responder

    3. Derechos de los machistas homofobicos??? No sabes que la homofobia es miedo… Si eres machsita y tienes miedo de una persona gay, lesbiana o transsexual es porque tu no estas claro de tu orientacion sexual… El que esta claro de lo que es, no debe tenerle miedo a una persona que tiene una orientacion sexual distinta a la tuya… Me hubiera gustado decirte que eres un animal y ya pero creo que habia que dejar claro que quizas usted no sea un machista homofobico, si no mas bien un homosexual..

      Me gusta

      Responder

  6. Anque reconozco todos los tropiesos del cardenal, tambien pienso que en este caso tiene un punto y creo que el embajador no representa los intereses de los US sino al lobby Gay

    Me gusta

    Responder

  7. Nunca me ha parecido una persona confiable. Siempre coqueteando con las altas esperas y poderosos del pais. Nunca lo he visto socorriendo o apoyando a un desposeido o necesitado. Es un gran sinverguenza escudado en una sotana. Una verdadera verguenza para el pais.

    .

    Me gusta

    Responder

  8. Excelente,considero que se le debrria quitar la investidura,porque la verdad de cura o sacerdote no tiene nada,politico y corrupto como la clase que representa,si no que valla a predicar a los barrios y la clase desposeida ,porque dios no separa y creo a todos por igual

    Me gusta

    Responder

  9. Usted tiene la razón sobre el comentario al cardenal, pero el embajador norteamericano excedió al decir que el no estaba de acuerdo con el que devolviera su visa.

    Me gusta

    Responder

  10. Si no fuera por personas como el Cardenal Lopez Rodriguez en este país ya se hubiesen establecido siete iglesias satánicas, el desfile gay fuera nacional, se hubiese aprobado el aborto, la educación sexual desviada y la ideología del género. Eso si fuera el verdadero desastre. Pienso que le puso buen freno al caballo desbocado del embajador.

    Me gusta

    Responder

    1. Tiene usted mucha razón. Necesitamos mas como el Cardenal. Deberiamos ponerlo a él de Presidente y que por fin vuelva nuestro país a ser un país cristiano. Modificaría por fin la Constitución para que las leyes sean todas amparadas en la Biblia. Hay que acabar con esas tonterías de derechos de las mujeres, derecho de expresión, divorcio, acceso a anticonceptivos, etc. El paraiso terrenal!!

      Me gusta

      Responder

      1. Me gusta como es el Cardenal. Lo admiro como siempre. Con sus defectos y sus virtudes, pues creo que es una persona humana y nada humano me es ajeno. Hay que respetar la diversidad. Ese es su estilo y con eso solo defiende las cosas que NO VAN. Dice lo que siente y por eso está donde esto. Es un cerebro que no llegó por linda cara. Es sabio, super inteligente, todos los creyentes y personas conocedora de la verdad lo sigue y sigue sus pensamientos. Es nuestro Chapulón colorado, despues de nuestro Padre dios. Dis te bendiga Cardenal Nicolás

        Me gusta

    2. Estoy de acuerdo con tu comentario y creo que debemos respetar a todos por igual. El cardenal merece sublime respeto. Siempre ha sido el defensor de la inmoralidad y el desenfreno. Es un dominicano que defiende su patria. Se excedió el embajador y el Cardenal se indigno. es cuanto. Que Dios lo proteja y a todos nosotros los creyentes, en fin a todo el pueblo dominicano. Ya lo que queda es una tirilla de País. parece que se acerca el gran final del pequeño terruño mas ensangrentado del globo terráqueo y calcomido por el desastre y la corrupción. Quien podrá defendernos! Ni el Chapulín Colorado porque ya paso a otro estado. Solo Dios podrá, si él quiere, tener misericordia.

      Me gusta

      Responder

  11. Me identifico con tus razonamientos sobre la destemplanza del “reverendísimo” cardenal, quien NUNCA ha hecho honor a su alta investidura. Para nadie es un secreto que ese “representante de Dios en la tierra”, nunca ha mostrado ninguna humildad ni cercanía con los pobres, al contrario, se caracteriza por ser IRRESPETUOSO, PREPOTENTE Y ARROGANTE. Nunca denunció al NUNCIO PEDERASTA, y aunque dijo que no le interesa la visa estadounidente, no ha sido capaz de llevar èl mismo su pasaporte a la misión diplomàtica, para que se la cancelen.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s