Los números no me cuadran

Que el debate teórico sobre lo que es o no es clase media es ya añoso y permanece irresoluto, es cosa consabida.  Fue antes “pequeña burguesía”, y ha despertado recelo y confianza social casi a partes iguales. Aquí, Juan Bosch la estratificó en alta, media y baja. Un baturrillo sociológico de difícil digestión, sobre todo para aquellos a quienes les basta para categorizarla con hurgarle en el bolsillo.

Como realidad, más que como concepto, la clase media ha sido puesta en el candelero por obra y gracia de unas estadísticas que parecen creadas para dummies por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y repetidas ante la asamblea general de las Naciones Unidas por el presidente Danilo Medina apenas este martes.

La magia estadística borra de sopetón las angustias cotidianas, ese continuo atragantarse de necesidades insatisfechas, orfandad de servicios y carencias que reducen al ser humano a la mera condición de superviviente.

Mas que hablen los economistas de coeficiente de Gini y los sociólogos de saltos de garrocha metodológicos y de características identitarias. Y unos y otros de las contradicciones entre fuentes oficiales tan flagrantes que hacen pensar en la esquizofrenia. Al ciudadano y la ciudadana de a pie nos llaman la atención otras cosas tan palmarias como incomprensible resulta el dato que ha permitido afirmar al ministro Montás que la dominicana es una sociedad clasemediera.

¿En qué se basa el inefable funcionario para decir esto?: En un estudio de 2013 producido por el Banco Mundial según el cual –dice el MEPyD— si  la clase media es porcentualmente superior a la pobre, el país en cuestión puede ufanarse de ser lo primero y no lo segundo. Así de simple.

Transitando por ese camino de la simpleza, que no de la simplicidad, el ministro Montás concluye que el ascenso social de un hogar dominicano lo determina que ingrese al mes 51,390 pesos –tope máximo— y no 4,111 pesos.  La magia estadística borra de sopetón las angustias cotidianas, ese continuo atragantarse de necesidades insatisfechas, orfandad de servicios y carencias que reducen al ser humano a la mera condición de superviviente. Y manda a paseo cualquier intención teórico-metodológica de rizarle el rizo al informe.

Pero hay más e importante. Las publicitadas conclusiones de Montás, servidas en la mesa de la política electoral, están intencionalmente trucadas.  Entre ese 28.9 % de clase media que cambia el perfil socioeconómico dominicano, y el 25.9 % de pobres que nos irían quedando, hay un 44.3 % de población vulnerable, cuyo máximo ingreso, cuando lo logra, es de apenas 10,278 pesos. Y con eso, ya lo ha dicho el Banco Central, ni siquiera se come.

¿País de clase media? Caradurismo, diría yo.

Anuncios

One Comment

  1. Medio es ese lugar que no es uno ni es otro, para Dante era el limbo. El lugar de las animas de aquellos que tuvieron cuerpos pero que después de la muerte sólo tienen almas, y no fueron lo suficientemente malos para ir al infiernos ni lo suficientemente buenos para ir a los cielos, son la clase media de la nada después de la muerte.

    Dante en eso de decir quién iba al infierno, y quien no, fue una especie de Ministerio que hizo el documento más famoso sobre el orden social donde están las almas solitarias y sin cuerpos, porque no tener cuerpos debe ser una forma de estar solo En algún modo absoluto, porque es significa no estar siquiera con uno mismo. A ese documento Dante lo llamó comedia.

    En el infierno tan temido como dijo creo una santa, Dante metió a sus enemigos, y aquellos que desde su punto de vista y sus análisis enjundiosos fueron buenos, los que fueron sus amigos los puso en el cielo y a los que él desconocía y le eran indiferentes los mando al limbo. Lugar que ya no existe por edicto papal, pero donde estaban las almas de la clase media. Por eso Marx reiteraba que él nunca fue creador ni descubridor de las clases sociales y que eran previas a todos sus escritos.

    Lenin dijo que la clase media era la portadora del virus de la revolución que lo inoculaba en la clase trabajadora, pero los miembros de la clase media sirven para cualquier cosa. Pueden ser portadores del virus de la revolución y el de cualquier ideología fascista de la derecha extrema.

    La clase media estuvo con Mussolini y con Hitler fue su abanderada, Fue responsable de toda la sangre que corrió en la revolución francesa, donde hubo clase media radicales como Maximilien Robespierre y Louis de Saint-Just y tribunos moderados e inocuos como Georges Danton. También huboperversos como Charles Maurice de Talleyrand y Joseph Fouché.

    La clase media únicamente habla de igualdad cuando se refiere a ellos y abandonan sin escrúpulo a cualquier pobre, esclavo o proletario que luche con ellos. La historia de la clase media siempre es triste.

    La historia clase media norteamericana, excluyendo al Canadá con México, inicia Charles Wright Mills su obra sobre el tema, “es una historia sin acontecimiento; cualquiera que hayan sido sus intereses comunes, no le han conducido a la unidad; cualquiera sea el futuro que le guarde no será obra suya. Si aspiran a algo es a un curso intermedio, en una época en la que no hay curso intermedio posible, o sea, un curso ilusorio en una sociedad imaginaria. Interiormente se encuentran divididos, fragmentados; exteriormente dependen de fuerzas mayores. Aun cuando llegasen a tener una voluntad de acción, sus acciones, por no estar organizadas, no serían un movimiento, sino más bien una mezcolanza de intentos inconexos. Como grupo, no amenazan a nadie; como individuos no tienen un modo de vida independiente. Así, antes que se pueda formar de ella una idea adecuada sus miembros deben ser aceptados como actores familiares de la masa urbana.”.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s